Mercado laboral real y potencial

Por su formación de alto nivel, el licenciado en enfermería egresado de la Escuela Superior de Enfermería No. 1, cubre con suficiencia el perfil que exigen los diversos sectores que prestan servicios médicos. Tiene un alto nivel de aceptación en organismos e instituciones en las que desempeña funciones específicas de enfermería relativas a la promoción de la salud, la prevención, el cuidado de la salud en cada etapa de la vida, así como en la reintegración del individuo a su núcleo familiar y social. 

Además de los órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal, incluyendo los organismos descentralizados, ejerce su profesión en establecimientos del sector privado como hospitales, sanatorios, clínicas, laboratorios y consultorios de empresas nacionales e extranjeras. En el ámbito del sector social, labora en estancias infantiles, orfanatorios, asilos y centros de readaptación social.

También está preparado para el ejercicio libre de la profesión dentro de un vasto espectro de rubros: ofrecer servicios de enfermería dirigidos a la atención de individuos, familia y comunidad; o bien servicios administrativos, consultivos, y de promoción de la salud.

La sólida y amplia formación adquirida durante la carrera dotan a este profesionista de amplias competencias para participar en proyectos de investigación. 

La multifuncionalidad descrita permite al Licenciado en Enfermería enfrentar las nuevas condiciones del mercado laboral del sector salud, que proceden de la aplicación de un nuevo enfoque de atención a la salud que prioriza la atención ambulatoria y acelera la privatización de los servicios de salud; en el actual  escenario económico, social y político que impone la demanda preferente de personal de enfermería con grado universitario y en el que la oferta de empleos se reconfigura,   con una participación creciente del sector privado en detrimento de su par del sector público.